Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Peugeot 5008

Prueba: Peugeot 5008

Ahora sí

02.07.2010

Representada fundamentalmente por monovolúmenes, SUVs y crossovers, en la llamada batalla del espacio Peugeot no disponía de un candidato puro y duro hasta la llegada del 5008. Su plus de tecnología con elementos como el Head Up Display o el sistema de entretenimiento para las plazas traseras (con pantallas de 7 pulgadas) lo desmarca del resto de sus competidores más directos, acercándolo a una atmósfera digna de marcas premium…

Hasta su llegada, el Peugeot más parecido a un monovolumen compacto como tal era el 308 familiar. La firma del león (cuyo logo, por cierto, ha sido renovado ligeramente con la llegada del RCZ que en breve pasará por nuestras manos) se defendía en el segmento con otros modelos de su gama que perseguían este concepto de espacio y modularidad, pero que quizás carecían de estilo propio y de la correspondiente ración de detalles característicos en este tipo automóviles.

Buscando el equilibrio

Galería: Prueba Peugeot 5008En la imagen del 5008 se ha perseguido a conciencia mantener la silueta clásica de un monovolumen pero sin renunciar a un ejercicio de estilo atrevido merced a trazos rectilíneos que le proporcionan mucha personalidad. Este vehículo mide 4,53 m de longitud, 1,84 m de ancho y 1,65 m de alto. Es más corto que muchos de sus rivales directos lo que se traduce, como veremos posteriormente, en un espacio para las piernas en la segunda y la tercera fila de asientos (esta última es opcional, por 610 €) reducido.

En la parte frontal, destacan un capó muy inclinado y unos grupos ópticos muy perfilados que remarcan esas líneas fluidas y rectas a las que hacíamos referencia. Esta cuestión no influye tan sólo en el apartado estético, sino que incide directamente en el aspecto aerodinámico puesto que el 5008 atesora un Cx de sólo 0,29, el récord de la categoría (compartido con el Toyota Verso, que posee un coeficiente idéntico).

Galería: Prueba Peugeot 5008Otro de los aspectos que destaca por encima de todo radica en la gran superficie acristalada de la que hace gala el vehículo; en total es de 5,77 m², de los cuales 1,70 m² corresponden al parabrisas y 1,69 m² al techo de cristal. En la vista lateral sobresale el perfil cromado que recorre toda esta superficie,  junto con una gran nervadura a la altura de los estribos y un marcado paso de rueda trasero. Finalmente, en la zaga, son los pilotos traseros los que aportan ese toque de distinción, con un original diseño que le proporciona mucho carácter al conjunto.

Percepción de calidad

Los franceses han hecho un gran esfuerzo por mejorar la calidad de sus interiores y han cuidado muchos detalles en el 5008. Sin llegar a la nobleza exhibida por las marcas premium, los materiales son más robustos, tienen mejor aspecto y la sensación general que se percibe es ahora sensiblemente mejor que la que encontramos en otros modelos  de Peugeot más o menos recientes.

Galería: Prueba Peugeot 5008El salpicadero es de un material blando mullido y los plásticos empleados son agradables a la vista. Por su parte, muchas zonas cuentan con revestimientos que evidencian estar un pasito por encima (además, en el acabado más alto, también abundan los cromados). La consola central, orientada ligeramente hacia el conductor, acapara casi todos los mandos. Su manejo puede desconcertarnos al principio puesto que éstos no resultan muy intuitivos. Otro de los puntos a destacar es la gran cantidad de huecos y lugares disponibles para colocar objetos en forma de cajones bajo el suelo, guanteras y pequeños compartimentos.

Espacio y maletero

El 5008 está concebido para albergar 5 plazas, aunque como decíamos unas líneas más arriba, opcionalmente podemos añadir una tercera fila de asientos (la configuración es el clásico 2+3+2) que se puede recoger bajo el piso del maletero. Así, la capacidad del mismo no se ve afectada si los llevamos plegados. Una capacidad que oscila entre 579 y 679 litros, según estén colocados los asientos de la segunda fila, ya que éstos se pueden desplazar longitudinalmente unos 13 cm. Excepto la del conductor, todas las plazas pueden plegarse o abatirse por completo, con lo que conseguimos una superficie de carga considerable.

Galería: Prueba Peugeot 5008Encontrar una postura ideal en el puesto de conducción es muy fácil de conseguir gracias a los múltiples y amplios reglajes que permite el volante y el asiento. Vamos sentados lejos del suelo (tenemos así muy buena visibilidad) aunque según Peugeot, si se tiene en cuenta el ángulo en el que queda el volante (idéntico al del 308) la sensación es muy similar a la de ir sentado en un turismo.

Cuesta un poco acostumbrarse a nuestra situación a los mandos en los primeros compases porque queda mucho espacio libre entre el salpicadero y el parabrisas, algo que puede hacer sentir incómodo a algunos conductores. Sin embargo, esta peculiar distribución potencia la enorme sensación de amplitud que proporciona el habitáculo, que pese a no ser realmente espacioso (en la segunda fila de asientos el espacio para las piernas también me parece insuficiente) “engaña” visualmente. La gran superficie acristalada a la que hacíamos referencia también contribuye claramente a ello.

Mecánica, consumo y sensaciones al volante

Galería: Prueba Peugeot 5008El 5008 se puede adquirir con 4 motorizaciones, dos gasolina (1.6 VTi de 120 CV y 1.6 THP de 156 CV) y dos diésel (1.6 HDI de 110 CV y 2.0 HDI de 150 CV). Todas las mecánicas son de sobra conocidas y se montan también en otros muchos modelos del grupo PSA. Nosotros hemos probado el motor diésel más potente (que pasa de 150 a 163 caballos en el caso de sustituir opcionalmente la transmisión manual de serie de 6 velocidades por un cambio automático de convertidor de par también de 6 relaciones).

Este propulsor destaca por su baja rumorosidad y su suavidad de funcionamiento. Apenas se percibe ruido en el habitáculo y las vibraciones a ralentí, comparando con motores de similares características y potencia, son realmente bajas. La respuesta al pisar el acelerador es correcta en todo momento y mueve con mucha soltura los 1.638 kilos del vehículo. Por ponerle alguna pega, no es conveniente dejarlo caer demasiado de vueltas porque en la zona baja del tacómetro, hasta la entrada palpable del turbo (a unas 1.500 rpm), le cuesta un poco “empujar” con fuerza.

Galería: Prueba Peugeot 5008A partir de ese rango de giro ninguna pega; es posible adelantar en casi cualquier marcha y prácticamente siempre disponemos de una reserva de potencia considerable para afrontar desniveles o pendientes pronunciadas. Además, otra de las grandes virtudes de esta mecánica es su moderado consumo. El gasto de combustible durante nuestra prueba fue muy contenido con una media de 6,4 litros en nuestro recorrido, realizado fundamentalmente por autopista y trayectos cortos sin tráfico en ciudad. El fabricante homologa 5,9 en ciclo mixto.

Del comportamiento de este monovolumen sobresale por encima de todo por su agilidad y el tacto de su dirección. Esta es su gran baza frente a algunos de sus rivales directos que son sensiblemente más cómodos de suspensión pero menos capaces en carretera a ritmo elevado. El 5008 tiene una conducta ejemplar y muestra un aplomo envidiable; la carrocería balancea y cabecea mucho menos que en otros modelos del segmento.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Peugeot 5008
Acabado   Sport Pack (2.0 HDI 150 CV)
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   4.529 / 1.837 / 1.644
Distancia entre ejes (mm)   2.726
Diámetro de giro (m)   11,2
Peso (kg)   1.638
Volumen del maletero (l)   579 / 1.754
Neumáticos   215/50 R17
Motor    
Cilindrada (cc)   1.997
Potencia (cv)   150
Par máximo (Nm/rpm)   340 / 2.000
Tracción   Delantera
Transmisión   Manual 6 velocidades
Consumo    
Combustible   Gasóleo
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   7,6 / 4,9 / 5,9
Emisiones CO2 (gr/km)   154
Consumo durante test (l/100km)   6,4
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   9,9
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª   N.D.
Capacidad depósito (l)   60
Velocidad máxima   195
Precio (sin extras)    
Euros   28.540
Equipamiento extra   “Pack Visión” (920 €), pack de sonido de alta fidelidad JBL (510 €), sistema de navegación con disco duro y lector de DVD (1.070 €)
 
Más datos
Menos datos
 

Galería: Prueba Peugeot 5008Aunque es cierto que comparte estructura y la mayoría de los elementos mecánicos y motorizaciones con el Citroën Grand C4 Picasso, su comportamiento en carretera difiere notablemente. Hay que decir que la plataforma del 5008 es una “evolución” de la del Citroën con modificaciones en el tren delantero (se ha incorporado la suspensión del 3008) y trasero (se ha aumentado el ancho de la vía). Pese a que la suspensión del Peugeot me ha parecido un tanto firme en algunas ocasiones, el paso de los kilómetros es llevadero.

Detalles premium

Y si su tacto más preciso y directo en carretera (aunque también un poco menos cómodo) es una de sus características diferenciadoras frente a sus competidores directos,  la gran cantidad de elementos de equipamiento que puede incorporar propios de otros segmentos (o de marcas consideradas Premium) es otra de sus grandes armas a destacar.

Galería: Prueba Peugeot 5008Entre algunas “innovaciones”, llama la atención el sistema de proyección de datos en el parabrisas (Head Up Display) que permite ver la velocidad y distintas alertas como la distancia al coche que nos precede. Todo ello no se proyecta directamente en el parabrisas (al estilo de marcas como BMW) sino en una tecnológica lámina translucida que surge del salpicadero. Un proceso que deja a muchos sorprendidos positivamente (la mayoría preguntan boquiabiertos: “¿!pero esto es un Peugeot!?”).

Otro aspecto muy interesante es el dispositivo de ayuda que mide la plaza disponible para aparcar. Dos sensores situados a ambos lados de parachoques delantero informan en el cuadro de instrumentos si cabe el coche en el hueco libre (el sistema calcula dejando 30 cm por delante y por detrás). También hay que destacar el denominado “Snow Motion”, una función del control de tracción que según la firma permite al conductor ponerse en marcha y rodar de manera eficaz en carreteras nevadas (estamos en verano, así que lógicamente no hemos podido comprobarlo).

Galería: Prueba Peugeot 5008Por último, en el apartado de entrenamiento y multimedia la cosa tampoco se queda atrás. Por 600 €, podremos contar con un pack de vídeo compuesto por dos pantallas de 7'',  dos cascos bluetooth y la pre-instalación del equipo de video para que puedan disfrutar de lo lindo en la 2ª fila de asientos.

Equipamiento y precio

El 5008 está disponible con tres acabados denominados “Confort”, “Premium” y “Sport Pack”. Entre otras muchas cosas, todos llevan de serie aire acondicionado, 6 airbags, equipo de radio CD mp3 y volante forrado en cuero de tres radios con mandos para controlar el sistema de sonido. La terminación Premium añade faros antiniebla, elevalunas eléctricos, cajones bajo los asientos de la 2ª fila y sensores de aparcamiento trasero, por citar algunos de los elementos más interesantes. Finalmente, el acabado más alto, correspondiente cómo no al de nuestra unidad de pruebas, suma las llantas de aleación de 17”, el techo panorámico de cristal, el climatizador bizona o el mencionado Head-up Display.

Galería: Prueba Peugeot 5008Existen algunas opciones recomendables como el “Pack Visión” por 920 € (faros de xenón + faros Direccionales + lavafaros), el sistema de navegación con disco duro y lector de DVD (1.070 €) o el pack de sonido de alta fidelidad firmado por JBL (510 €).

El precio inicial del 5008 con la motorización diésel básica y el acabado más bajo arranca en 22.030 €. El desembolso a realizar por la versión que probamos (2.0 HDI 150 CV Sport Pack) comienza en 28.540 €. Con todos los extras de nuestra unidad de pruebas el coste total asciende a más de 33.000 €.

Resumen

Galería: Prueba Peugeot 5008Con el 5008 Peugeot ha introducido por fin un monovolumen de los pies a la cabeza en el mercado. Versátil y con un diseño muy atractivo es más caro que muchos de sus competidores directos (por ejemplo cuesta unos 2.000 € más a igual de motor y equipamiento que su “hermano” el Grand C4 Picasso) pero a cambio ofrece un tacto de conducción más conseguido y, sobre todo, una gran cantidad de equipamiento “tecnológico”, con numerosos elementos y dispositivos de entretenimiento propios de segmentos superiores.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.