Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Range Rover Sport

Prueba: Range Rover Sport

Rey de reyes

03.01.2014

La segunda generación de este TT inglés pretende plantar cara al Porsche Cayenne y Al BMW X5 añadiendo unas excepcionales cualidades a la hora de circular fuera del asfalto.

Cuando el primer Range Rover Sport -la versión más deportiva del Range- llegó al mercado en 2006, muchos le criticaron porque 'ni era un Range' -de hecho, su plataforma estaba basada en la de un Land Rover Discovery- 'ni era Sport' -era potente, pero demasiado pesado y poco deportivo-. Con el fin de no volver a caer en los mismos errores, la segunda generación de este todo terreno es completamente nueva y mejor. Para empezar, ahora cuenta con un bastidor de aluminio heredado del Range 'a secas'; eso se traduce en un peso casi media tonelada inferior, lo que a su vez repercute en mejores prestaciones, menor consumo, un comportamiento más deportivo... Por otro lado, conserva una de las cualidades típicas de su predecesor, como son unas excelentes aptitudes para circular fuera del asfalto -hemos podido comprobar que se sube, literalmente, 'por las paredes'-.

De inicio hay cuatro motores y otros tantos acabados -S, SE, HSE y Autobiography-. Todos se venden con tracción total y cambio automático de serie.

  • 3.0 TDV6D 258 CV 66.000€
  • 3.0 SDV6D 292  CV 76.900€
  • 4.4 SDV8D 340 CV N.D.
  • 5.0 Superch.G510 CV 101.300€

Cuánto cambia con el anterior

Por fuera, el estilo es similar... pero todo ha cambiado; además, el nuevo es 7 cm más largo y la aerodinámica mejora: el Cx baja de 0,36 a 0,34. Por dentro, la gran novedad es que ahora ofrece hasta siete plazas; el diseño también cambiado.

En marcha, ha adelgazado 420 kg y puede contar con un diferencial trasero autoblocante que le aporta agilidad. Los motores son parecidos. La ciudad no es su entorno ideal, pero ofrece cámaras delantera y trasera e incluso un sistema automático para ayudaren las maniobras de aparcamiento. En carretera es cómodo al absorber los baches y ofrece una respuesta ágil tanto por motor como por bastidor. La pega es su gran anchura -1,98 metros-.

En autopista no tiene nada que envidiar a una berlina de lujo. Los frenos son potentes y el cambio automático de ocho marchas permite un consumo razonable. Gracias a la suspensión regulable en altura ofrece hasta 28 cm de distancia al suelo, y la capacidad de vadeo es de 85 cm. Su tracción total inteligente se adapta a cualquier terreno por el que se circule.

Un paso adelante

Galería: Prueba Range Rover SportEl interior ha mejorado tanto por diseño, como por calidad de materiales y ajustes. La ergonomía es buena y las plazas traseras ahora resultan más espaciosas y ofrecen una mejor accesibilidad. El puesto de conducción es muy cómodo, aunque está desplazado hacia la puerta, algo típico en los Range. El salpicadero puede incluir una pantalla que muestra distinas imágenes, al mismo tiempo, a conductor y pasajero -880 €-.

Es uno de los TT más amplios en las dos primeras filas de asientos; en la última -2.000e- sólo caben niños y su acceso resulta complicado. El maletero, de 489 litros, es algo escaso. El navegador resulta 'lento'... pero viene de serie. El coche puede llevar de todo... si se paga -a un alto precio-: TV digital -1.100e-, equipo de audio de 825W -1.540e-...

Cómpralo por: Va bien en cualquier terreno, es cómodo, lujoso y de calidad.

No lo compres por... Precio elevado, equipamiento opcional, tercera fila pequeña.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.