Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Prueba: Renault Megane GT DCi 150 cv

Prueba: Renault Megane GT DCi 150 cv

Las razones de ser el primero

14.05.2007

Después haber sido el coche más vendido en nuestro país en los últimos meses, no exageraríamos al decir que el Megane  es, según los últimos datos, el preferido de los españoles en éste principio de año. No estamos seguros de que sea el mejor en la relación calidad/precio, pero lo que sí tenemos claro es que ésta, su versión GT de motor diésel, responde a la perfección a dos conducciones diferentes, una elegante y otra atrevida.

Dos estilos paralelos que parten de conducciones independientes pero que no son opuestas. La primera, por la mesura, por la sonoridad y por el buen tacto de su motor gasoil. La segunda, por la respuesta y por las sensaciones que dan sus 150 cv. Es sin duda de lo mejor que hemos probado en las últimas semanas.

Motores DCi envasados en GT

Con la  llegada del Renault Mégane Sport DCi, con motor de 2 litros y 174 cv, ya se ha completado la gama de los diesel deportivos que ofrece la francesa.  Dentro de este grupo, sin duda uno de los estandartes es el GT DCi, una pequeña joya, todavía algo tímida, que se mantiene sin hacer ruido a la sombra del Golf GT 2.0 TDI o del León FR 2.0 también de motor turbodiesel.

Carrocerías deportivas de este rango se consiguen gracias a un refinamiento de los acabados exteriores, como las salidas de escape, los parachoques perfilados y una zaga más musculosa. También a un interior mas espectacular (como el volante deportivo, la pedalera de aluminio y los asientos de mejor sujeción) y a un bastidor puesto a punto para purificar y definir la sensación al volante. Además se ha endurecido la suspensión con amortiguadores de un tarado alternativo y se ha reducido la altura libre al suelo. Por lo general, la rodadura de este coche es más agradable que la carrocería normal, ahora se consigue corregir mejor las irregularidades del suelo y el paso de vibraciones al habitáculo es algo mas disimulado.

Los Megane GT han sido creados como sustitutos de sus hermanos de gama “Dynamique” y “Extreme”y la diferencia fundamental con respecto a ellos radica en la evolución que se ha hecho del bastidor, que ahora cuenta con una mayor rigidez capaz de soportar su condición deportiva y fogosa.

La caja manual es de 6 velocidades, cuenta con una palanca de cambios suave y por lo general no suele fallar. El problema es que es de recorridos bastante largos que limitan algo más la precisión y que empeoran el tacto en reducciones bruscas o aceleraciones potentes con cambios muy seguidos. No existe la posibilidad de incorporar la caja automática al GT, por lo que de momento no podremos hacer comparaciones entre una versión y otra. La versión más alta en diésel para adquirir el cambio automático es la de motor 1.9 dCi 130cv Privilege. Su precio es de 23.000 euros.

La potencia máxima de este coche podemos alcanzarla rozando las 3.800 vueltas, aunque es desde pasadas las 2.000 cuando podemos notar todo su empuje. Es cierto que para ser un motor turbodiesel con un caballaje así debería ser algo menos perezoso y comenzar a acelerar antes de ese margen, pero una vez cogido el par máximo (340 Nm a 2.000 rpm) entrega una aceleración progresiva, inmediata y lo que es más importante, equilibrada y sin sobresaltos. Renault ha fijado en 5,4 litros el consumo mixto que hace este coche cada 100 km. A nosotros nos han salido medias de 6,4 y 6,6 litros en un recorrido principalmente hecho por autopista, sin utilizar apenas la sexta velocidad y entre 120 y 150 km/h.

Equipamiento: podríamos exigirle algo más por ese precio

A pesar de ésta renovación, las principales novedades de este coche están de puertas para adentro. A su carrocería se le han añadido elementos como la dirección asistida eléctrica variable, el climatizador y la tarjeta Renault con manos libres (opcional). En el puesto de conducción lo mejor es la envoltura del asiento. Los dos delanteros son de corte deportivo y tienen buenos ajustes. La pega es que por lo menos deberían tener la posibilidad de regulación eléctrica, algo que es imposible al menos de momento. En cualquier caso, los delanteros son de un mullido cómodo y resistente que parece de buena calidad.

El volante es deportivo, más pequeño de lo normal y de tres radios que incorporan las siglas GT en un acabado de aluminio. Al tacto es muy agradable, aunque podría mejorarse la regulación ya que en su posición más elevada acaba escondiendo algunos elementos del cuadro de instrumentación. Desde el puesto del piloto, además, quedan algo inaccesibles mandos importantes como el del control de velocidad.

Las fila trasera es cómoda, no se ha olvidado la habitabilidad de la plaza central (del quinto ocupante) y en general presenta un “aceptable” espacio con respecto a los puestos delanteros bastante generoso. El maletero tampoco es espectacular ni comparable a otros compactos, pero si responde al mínimo nivel exigible (son 330 litros que dan para poco bulto, es suficiente para dos personas y muy escaso para 4).

De serie lleva elementos exteriores como los lavafaros, automatismos de luces, sensores de lluvia con cadencia automática o el alerón deportivo en la zaga. Dentro, algunos extras como la tapicería de cuero suponen algo más de 1.600 euros extra. El  techo abierto panorámico, por ejemplo, son otros 1.000 euros más. El GT lleva  neumáticos de serie 205/50 R17 89V, que proporcionan una adherencia adecuada en carretera y llantas de 17” de cinco radios. De serie incorpora rueda de repuesto.

Valoración  y precio:

Desde su lanzamiento en 2002 se vendieron (hasta finales de octubre de 2006) más de 2.300.000 unidades del Mégane. A día de hoy, seis meses después, es ya una referencia dentro de la gama de los compactos y  figura como el más vendido en España.  

Esta versión 5 puertas es la más cara dentro de la familia Megane GT con un precio de 23.150 euros. La más barata corresponde al 2.0 T gasolina y cuesta 20.800. Es un margen de precio elevado y por el que deberíamos exigir algo más de equipamiento (algunas opciones como los faros de xenón o el sensor de ayuda al aparcamiento deberían ser de serie).

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.