Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Saab 9-3 Sport Hatch 2.8 V6 Aero

Prueba: Saab 9-3 Sport Hatch 2.8 V6 Aero

El precio de la eficacia

22.01.2008

A pesar de no ser asequible por todos los bolsillos, el Sport Hatch más potente de Saab cuenta con argumentos para ser el familiar más anhelado del momento. Su potencia, estabilidad y calidad interior hacen de él una verdadera delicia.  

Saab fabrica la nueva generación del 9-3 familar con motores de gasolina, diesel y bioetanol. El modelo superior de los gasolina corresponde a este V6 llamado Aero con 255 cv. Con respecto al resto de la gama, tiene la particularidad de contar con un chasis deportivo, una sobrealimentación ejercida sobre las dos bancadas del motor V6 y un equipamiento sport que lo convierten en el tope de gama para el Sport Hatch.

Su precio es de 47.392 euros y en él se incluye el alto impuesto de matriculación (de un 14,75%). Algunos extras de nuestra unidad de prueba (como el techo solar o el navegador a color) no están incluidos en el precio.

Un motor de auténtico lujo

Saab asegura que este V6 es la primera unidad que se fabrica con esta configuración porque está pensada para la aplicación del turbocompresor de doble entrada que actúa  sobre las dos bancadas de cilindros. Puede tener 280 cv (llegará en los próximos meses con tracción total) o 255 CV (con tracción delantera). Se ha diseñado para maximizar la suavidad de un motor de más de cuatro cilindros y exprimir al mismo tiempo la fuerza de un turbo. No hemos probado la opción manual, aunque por reacciones, consumo y prestaciones, el cambio automático es capaz de sacar nota en cada una de estas dos características.

Galería: Prueba Saab 9-3 Sport Hatch 2.8 V6 AeroLa unidad que hemos probado es la de 255 cv y contaba con transmisión automática de seis desarrollos y levas en el volante. Son las mismas levas que Saab ha montado en las anteriores generaciones del 9-3 (van instaladas en el volante, no detrás, y por tanto giran de forma solidaria con él). Tienen la particularidad de que son pequeñas y que por su posición delantera deben accionarse con el dedo pulgar.

Tanto el modelo de 280 cv con tracción integral como éste cuentan con variador (controlado electrónicamente) de la fase de admisión. El hecho de que haya un conducto para cada bancada de cilindros aumenta notablemente la eficiencia del turbo, no porque se produzca más energía sino porque se pierde menos durante la circulación de los gases.

Este modelo cuenta con un modo Sport (accionable desde la consola central) que afecta al régimen de cambio y no a la asistencia de la dirección o la dureza de la amortiguación.  Para un uso por ciudad el conductor notará un exceso de dureza en la suspensión (más preocupada de satisfacer el uso deportivo que el confort) pero una acertada asistencia de la dirección que hace muy manejable este familiar (además tiene 2,75 vueltas de volante entre tope).  

Galería: Prueba Saab 9-3 Sport Hatch 2.8 V6 AeroLos frenos del V6 2.8 son considerablemente más grandes que en el resto de gama (314/292 mm) aunque no por ello el resultado es mejor. Son progresivos y eficaces salvo en la última etapa de la pisada (le falta ese carácter seco en una frenada a fondo).

Como hemos señalado anteriormente, la tracción total AWD está disponible en el Aero con el 2.8 V6 de 280 cv. Su funcionamiento se basa en una unidad de embrague multidisco Haldex (que varía el par entre los ejes delantero y trasero), y un diferencial trasero autoblocante capaz de transferir par a cada semieje trasero. Esta variante empezará a estar disponible en los próximos meses y, combinada con esa potencia, mejorará notablemente la reacción deportiva del coche.

El hecho de que este motor, montado sobre la carrocería familiar, maneje cifras de consumo superiores a 13 litros (nuestro registro es de 13,4 a los cien en ciudad y carretera por igual) no supondría una pega si obviáramos la capacidad del depósito (58 litros). Si paramos a hacer números, la autonomía no supera los 435 kilómetros. Puede ser o no un inconveniente.

El interior y la seguridad siguen convenciendo

La mesura con la que Saab prepara sus modelos puede cautivar a los amantes del orden. Por la disposición de los elementos, la variación no es muy significativa con respecto a las versiones anteriores.

Saab sigue contando con un sistema de arranque en la parte baja de la consola (justo delante del freno de mano y detrás de la palanca de cambio). Sigue habiendo cromados que recorren el borde del salpicadero y la calidad de los materiales es más que buena por tacto y visibilidad.

Galería: Prueba Saab 9-3 Sport Hatch 2.8 V6 AeroEn esta versión Aero el volante y el pomo de la palanca están forrados de cuero. Hemos probado los asientos en cuero con regulación eléctrica (una opción no incluida que cuesta algo más de 1.000 euros). Sólo tiene memoria en el del conductor, pero dispone de inclinación y altura de la banqueta. El techo eléctrico tampoco está incluido en el precio (otros 1.000 euros más).  

El maletero no es mucho más grande por ser carrocería familiar. Tampoco es de los más grandes de su segmento. Son 425 litros pero el proceso de carga es más fácil que en el Sport Sedán. La única aportación es una solución de plegado de asientos para transportar objetos con mucha longitud (unos esquís, por ejemplo) y un doble fondo.

A nivel de seguridad, lo más importante es que Saab ha incorporado los sistemas de reposacabezas activos. El reposacabezas se activa en caso de una colisión por detrás tan pronto como la parte baja de la espalda del pasajero presiona en el respaldo del asiento.

El reposacabezas está conectado a un plato de presión en el respaldo del asiento mediante una articulación. La inercia hace que el cuerpo del pasajero se desplace hacia atrás contra el plato de presión, disparando un mecanismo que mueve el reposacabezas hacia arriba y hacia delante, recogiendo la cabeza y ayudando a minimizar el movimiento del cuello. Esto contribuye a prevenir lesiones cervicales al reducir el movimiento de la cabeza respecto al cuerpo.

El navegador de la segunda generación es de 6,5 pulgadas, pantalla táctil y cuenta con reconocimiento de voz. Es una opción cara (2.750 euros).

Galería: Prueba Saab 9-3 Sport Hatch 2.8 V6 Aero

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.