Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Seat Ibiza Cupra 2013

Prueba: Seat Ibiza Cupra 2013

Probamos la versión más deportiva

29.01.2013

El Cupra, la versión más radical y deportiva de la gama Ibiza, estrena los pequeños cambios estéticos de sus hermanos y, también, incluye ligeros pero acertados retoques mecánicos y de equipamiento.

Unos faros rediseñados, algún cambio en los paragolpes, en el tapizado interior o en la radio –ahora, muchísimo más intuitiva y fácil de manejar-. Esto es lo que uno podría esperar del restyling del Seat Ibiza Cupra. Sin embargo, en Seat han ido un poco más allá; lo justo como para convertir al Ibiza Cupra en uno de los urbanos GTI más recomendables del momento... siempre que no entendamos por urbano GTI algo tan radical como lo era, por ejemplo, el Renault Clio RS R27 o el Peugeot 206 RC...

Galería: Prueba Seat Ibiza Cupra 2013Los cambios que más nos han llamado la atención corresponden al apartado dinámico. Aquí, el Seat Ibiza Cupra cuenta con el mismo motor 1.4 TSI de 180 CV que su antecesor, si bien estrena ligeras mejoras que ahora lo hacen más rápido –alcanza 228 km/h en vez de 225 y, lo que es más importante, tarda sólo 6,9 segundos en pasar de 0 a 100 km/h- y con un menor consumo -5,9 l/100 km en vez de 6,7-.

Lo más curioso es que todo esto se ha conseguido con unos ligeros retoques electrónicos y algunas mejoras aerodinámicas, pues no hay ningún otro cambio mecánico ni en el motor ni en el sistema de transmisión, que sigue siendo cosa de un cambio automático DSG de siete marchas con levas en el volante.

Con todo, su respuesta resulta muy enérgica, acompañada siempre de un grave sonido procedente del escape que, aunque bonito y sugerente, puede resultar cansado en viajes largos. El cambio actúa con mucha rapidez a la hora de practicar una conducción deportiva o con gran suavidad cuando se acelera poco.

Galería: Prueba Seat Ibiza Cupra 2013En cuanto al comportamiento, el Cupra se caracteriza por su sencillez de conducción. Estrena unos ligeros cambios en la suspensión que lo hacen un poquito más cómodo y que, sobre todo, eliminan la tendencia a rebotar que mostraba antes el coche en zonas bacheadas, algo que restaba algo de confianza a la hora de ir deprisa y que lo hacía más impreciso en curva. Ahora, el Ibiza filtra mejor las irregularidades del terreno y las ruedas parecen ir siempre más pegadas al asfalto, de manera que ahora el comportamiento es ahora más preciso y con unas reacciones más nobles y predecibles.

Para evitar que la enérgica respuesta del motor se convierta en un problema a la hora de traccionar, el Cupra cuenta de serie con el control electrónico de diferencial XDS. Se caracteriza por su suavidad de funcionamiento y por ser bastante eficaz a la hora de controlar el subviraje; sin embargo, esa sensación de frenado –al fin y al cabo, actúa sobre los frenos para detener a la rueda que está patinando- resta deportividad y, si le exigimos al máximo al coche, terminará por reducir la resistencia a la fatiga de los frenos.

Galería: Prueba Seat Ibiza Cupra 2013Queda hablar del apartado económico. 22.600 euros no son tantos si, además de sus 180 CV, tenemos en cuenta que este Ibiza incluye faros bixenón o navegador. Pero, además y hasta el 31 de enero, si entregas un coche con más de diez años a cambio, Puedes conseguir este Seat Ibiza Cupra por 16.800 euros, un precio muy interesante.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.