Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Volkswagen Arteon 2.0 240 CV 4Motion

Prueba: Volkswagen Arteon 2.0 240 CV 4Motion

Poder de atracción

28.03.2018

El Arteon es la prueba de que Volkswagen es capaz no solo de hacer coches de gran calidad, sino también atractivos. Heredero del CC, estrena un nuevo lenguaje de diseño, exterior, que encandilará a todo aquel que pose su mirada en él. Nosotros lo hemos probado con el motor diésel más potente de la gama, el 2.0 BiTDI de 240 CV que se combina a la perfección con un chasis excepcional.

Por suerte para nosotros y, claro está, para ti querido lector, el mercado no solo se nutre de SUVs. Sí, son la especie dominante pero los fabricantes son conscientes que pese a sus atrevidas líneas, su modularidad y su dinámica, hay conductores que los siguen viendo con ojos reacios. Por eso, para conseguir llegar al mayor número de personas, es indispensable tener una gama amplia y bien nutrida.

Galería: Prueba Volkswagen Arteon 2.0 240 CV 4Motion

Volkswagen sabe de lo que hablamos, pues su listado comercial es uno de los más extensos. Hecho que demuestra con el protagonista que te traemos en estas líneas y que llega para incrementar la ya de por sí buena imagen de la que gozaba su predecesor, el CC (otrora conocido como Passat CC). Ahora, la firma germana le rebautiza, estiliza y moderniza paras así ofrecer un producto que sea capaz de rivalizar con los actores Premium del segmento (Audi A5 Sportback o BMW Serie 4 Gran Coupé) y con las reconvertidas berlinas deportivas (Opel Insigina Grand Sport o KIA Stinger). Nos referimos al Arteon.

Prima el diseño

Un nombre melódico para un modelo de esos que entra por los ojos. No suele ser habitual que Volkswagen arriesgue en lo que a diseño se refiere. Muchos de sus vehículos parecen estar cortados bajo el mismo patrón, circunstancia que genera imagen de marca, sí, pero que puede llegar a aburrir al cliente, ávido por encontrar coches distintivos, con personalidad.

Galería: Prueba Volkswagen Arteon 2.0 240 CV 4Motion

Pues el Arteon tiene mucho de eso, de personalidad. Los dibujantes germanos se han exprimido bien los sesos para ofrecernos un vehículo distinto, atractivo. Hereda buena parte de los trazos de C Coupé GTE Concept tal y como se comprueba en su frontal completamente rompedor, con una parrilla de grandes dimensiones y líneas horizontales que desemboca directamente en los grupos ópticos principales (con una nueva firma lumínica diurna doble). Un frontal que acabará por convertirse en la seña de identidad de los modelos más representativos de la firma, como el Touareg recientemente presentado.

La línea lateral es más tradicional, más similar a la del CC al que sustituye, pero presenta una caída del techo algo más pronunciada. Aquí, destacan las llantas de 19 pulgadas de nuestra unidad con un diseño muy cautivador. La zaga engaña. Visto desde atrás parece contar con un voladizo corto pero si volvemos a la vista latera, vemos cómo parece no tener fin. Gracias a ello, la presencia del modelo aumenta considerablemente. La practicidad sale a la palestra en forma de portón trasero (de apertura eléctrica), mientras que los grupos ópticos traseros, de LED e integrados directamente en él, le dan ese punto de elegancia que tanto nos gusta.

Galería: Prueba Volkswagen Arteon 2.0 240 CV 4Motion

Con todo, hay que decir que este Arteon, comparado con el Passat del que deriva (ambos surgen a partir de la plataforma modular MQB), es más 9 centímetros largo, cuatro más ancho y tres más bajo, llegando así a cifrar unas dimensiones de 4,86, 1,87 y 1,45 metros, respectivamente.

Perfectamente válido

De puertas para dentro, todo el ingenio puesto por los diseñadores parece diluirse. Porque nuestro protagonista es prácticamente un calco del Passat. Únicamente la inclusión de la nueva pantalla táctil de 9,2 pulgadas con control gestual nos hace ver que estamos ante un vehículo ligeramente más moderno. Este monitor, además de tener un funcionamiento equivalente al de un Smartphone, es totalmente compatible con ellos gracias al Apple CarPlay y Android Auto que incorpora. Se complementa con el cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y con un Head-up Display visible mediante una membrana (nos hubiera gustado que se reflejara sobre el parabrisas).

Ficha Técnica Volkswagen Arteon 2.0 BiTDI 240 CV 4Motion DSG Elegance

Por lo demás, todo es bastante similar a la berlina de referencia. Incluso la postura de conducción es similar, aunque en el Arteon podemos viajar algo más abajo, enfatizando ese concepto deportivo. La calidad percibida está a la altura de las aspiraciones del modelo, con materiales mullidos en todo el salpicadero y ajustes de notable alto. Las plazas delanteras son amplias y muy cómodas, sobre todo si montamos los asientos ergoComfort. Están calefactadas y pueden incluir la función de masaje.

Detrás, sensaciones encontradas. Gracias a los 5 centímetros más de batalla que cifra frente a un Passat (2,84 metros), el ya de por sí amplio hueco para las piernas de la berlina se incrementa hasta cotas insospechadas. No en vano, hemos medido una distancia de 83 cm, lo que traducido en la práctica para un adulto de 1,80 metros de estatura, repercute en que aún tendremos 19,5 cm de espacio para las rodillas. La anchura es correcta para tres ocupantes aunque lo ideal es que viajen dos, ya que las butacas son ligeramente más anchas. En cambio, si nos centramos en la altura, aquí todo cambia, ya que la pronunciada caída del techo limita mucho el espacio en dicha zona. De hecho, con mi 1,79 metros de estatura, mi cabeza no llega a tocar el techo pero sí empezamos a notarlo cerca (tenemos solo 6 cm de espacio).

Galería: Prueba Volkswagen Arteon 2.0 240 CV 4Motion

El maletero ofrece 563 litros de maletero, que vienen a ser 23 menos que los del Passat pero que nos satisfacen sobre todo por haber ganado el mencionado portón. El hueco resultante es bastante regular y la boca de carga es amplia (está también situada a una buena distancia del suelo). Si queremos gozar de más espacio podemos abatir la segunda fila, en una proporción 40/60 pero sin tener un piso completamente plano, para disfrutar de los 1.557 litros resultantes.

Poderoso

Bajo el alargado capó se esconde la opción diésel más potente de todas. Nos referimos al 2.0 BiTDI. Un cuatro cilindros en línea, con doble turbo, que genera nada menos que 240 CV a 4.000 rpm y 500 Nm de par cuando la aguja gira entre las 1.750 y las 2.500 rpm.

Cuenta con un empuje contundente, que empieza a notarse desde las 1.500 rpm. Su sonoridad también es categórica (para lo bueno y para lo malo) dándonos la sensación de que estamos ante un bloque de mayor cilindrada y cubicaje. Se mueve con agilidad, sobre todo en el rango medio de revoluciones, incluso para tener que arrastrar un coche de 4,86 metros y 1.828 kilos de peso. De hecho, declara una punta de 245 km/h, pero sobre todo realiza el 0 a 100 km/h en unos buenos 6,5 segundos.

Galería: Prueba Volkswagen Arteon 2.0 240 CV 4Motion

El encargado de gestionar este potencial es la transmisión automática DSG de siete relaciones, que le sienta como anillo al dedo. En modo Sport saca a relucir todas sus virtudes. Responde con rapidez y estira la aguja hasta más allá de las 4.000 vueltas para así ofrecernos toda la potencia del bloque. De serie aparece la tracción total 4Motion que si bien añade algo de peso extra al conjunto, nos permite gozar de ese plus de seguridad cuando las condiciones de la vía son desfavorables. Y no solo eso, sino que nos permitirá subir un poco el nivel en conducción más dinámica.

En este sentido, el chasis del Arteon responde a las mil maravillas. En carretera abierta ofrece un aplomo exquisito, similar al de una berlina de representación, mientras que en zonas viradas se muestra verdaderamente efectivo. No parece que llevemos un coche tan grande y pesado. La dirección nos hace caso a la mínima y la suspensión de dureza variable sujeta la carrocería con pasmosa firmeza, mientras que la mencionada tracción 4Motion nos pega al suelo. Únicamente los frenos parecen desfallecer antes de tiempo (pero dan para mucho).

Galería: Prueba Volkswagen Arteon 2.0 240 CV 4Motion

En cuanto al consumo, sensaciones bastante positivas. Homologa 5,9 l/100 km de consumo medio y 5,1 en carretera. Mencionamos este último porque es relativamente sencillo acercarse a él, siempre y cuando llevemos activado el modo Eco (cuenta con un modo a vela muy eficiente). Por su parte, si alternamos los modos Comfort y Sport, el dato medio sube hasta 7 litros, mientras que si solo hacemos caso de las indicaciones deportivas del modelo, será fácil ver en el ordenador de a bordo los 8,5 litros.

Precio de gama alta

Como vemos, un conjunto redondo que, eso sí, se nos puede ir algo de las manos a nivel económico. Si bien Volkswagen busca presencia y estatus con este Arteon, la unidad de nuestra prueba, con el motor analizado y asociado al acabado Elegance, parte de un precio inicial de 51.510 €. Sí, muchos dirán que no es un valor tan alto teniendo en cuenta la competencia a la que quiere hacer frente, pero si empezamos a montar los extras de nuestra unidad, vemos que la cuantía final llega a superar los 64.000 €.

Por suerte, Volkswagen ofrece de forma gratuita un paquete de lanzamiento Elegance, valorado en 5.195 €, al que se puede añadir una campaña comercial de 3.770 €, rebajando considerablemente la cuantía final de un modelo que ha llegado con el cuchillo entre los dientes demostrando que su marca, además de calidad, también es capaz de atraer miradas. Ahora solo queda ver si sus aspiraciones comerciales se cumplen y es capaz de quitar cuota a los modelos Premium ‘de verdad’.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.