Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Prueba: Volkswagen Golf Alltrack

Un auténtico multiusos

29.04.2016

La exitosa familia del Volkswagen Golf cuenta desde hace poco con una versión enfocada a la aventura y al campo: el Alltrack. Sustentada bajo la practicidad de una carrocería familiar o de un motor de altos vuelos, se añade la posibilidad de poder aventurarse fuera del asfalto sin ningún tipo de problema.

Podría empezar esta prueba artículo diciendo que la moda de los crossover no parece tener fin, que el protagonista que ocupa estas líneas se encarga de engrosar una lista cada vez más extensa que no hace sino volver un poco loco al cliente final, o que las marcas de coches siguen empeñadas en ‘disfrazar’ sus modelos con el traje de campo cuando en realidad sus cualidades todoterreneras dejan mucho que desear. Sí, el comienzo del artículo podría ese… siempre y cuando estuviera hablando de otro modelo diferente al que aquí nos ocupa: el Volkswagen Golf Alltrack.

En efecto, la firma de Wolfsburgo lo ha vuelto a conseguir. Ha puesto sobre la mesa todo su conocimiento para desarrollar un crossover capaz de rivalizar con más de un todoterreno de pura cepa y, además, lo ha hecho eligiendo el que es su nomenclatura más exitosa. Bien es cierto que ha tardado algo más de la cuenta en aparecer, no en vano, de las marcas que conforman su grupo, ha sido la última en desarrollar un vehículo de estas características, pues tanto Skoda como Seat ya saben lo que es lidiar en este segmento gracias a sus Scout y León Xperience, respectivamente.

Galería: Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Aventurero nato

Modelo con los que este Golf comparte ciertos aspectos, sobre todo visuales, tales como el estar sustentado sobre una carrocería familiar y revestirla con un conjunto de protecciones de plástico en su parte inferior. Del mismo modo, también ofrece una altura libre al suelo mayor, 2 centímetros superior a la de un Golf Variant, para que esas salidas fuera del asfalto sean menos traumáticas para el bolsillo de su conductor.

Todo ello sin olvidar, claro está, la tracción integral 4Motion equipada con la quinta generación del embrague Haldex que actúa como diferencial. Un sistema que, en unión con el EDS, el ESC y el XDS+, es capaz de repartir automáticamente el par entre los dos ejes en función de las circunstancias para que el grado de seguridad y de agarre sea siempre el más óptimo.

Galería: Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Ahora bien, este Golf posee un elemento esencial y que ninguno de sus dos ‘primos’ se ha molestado en montar: un modo 100% campero, denominado “Off-Road”. Un programa que permitirá que todos aquellos conductores escépticos se den cuenta de que este Allatrack no solo es una cara bonita. Con él activado, el crossover alemán demuestra que si toca salir de la carretera y enfrentarse a un camino o una trialera, la va a conseguir sortear de una manera eficaz. Lo pudimos comprobar durante nuestra semana con él, metiéndole por ciertos tramos en los que más de un competidor suyo, e incluso de un segmento superior, ha sudado la gota gorda para superarlo. Sin embargo, el Alltrack salió más que airoso gracias, por ejemplo, al montaje de otro elemento indispensable y que ni el León ni el Scout montan: un control de descenso de pendientes.

Galería: Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Por ello, es de recibo mencionar que este Golf Alltrack se siente cómodo fuera del asfalto. El equipar una suspensión con un tacto relativamente suave, nos permite rodar sobre cualquier superficie sin que tengamos la sensación de estar castigándole en exceso. El vehículo filtra perfectamente las irregularidades y, difícilmente, llegaremos a tocar en el tope del amortiguador.

  • Ficha Técnica Volkswagen Golf Alltrack 2.0 TDI 184 CV

Motor: Diésel, cuatro cilindros en línea

Cilindrada: 1.968 cc

Potencia: 184 CV entre 3.500-4.000 rpm

Par: 380 Nm entre 1.750-3.250 rpm

Velocidad Máxima: 219 km/h

0-100 km/h: 7,8 seg.

Consumo (urbano/extraurb./mixto): 5,7 / 4,6 / 5,0 l/100 km

Emisiones CO2: 132 gr/km

Dimensiones: 4.679 / 1.799/ 1.515 metros

Maletero: 605-1.620 litros

Peso: 1.509 kg.

Cambio: Automática de doble embrague, seis velocidades

Depósito: 55 litros

Precio: 37.110 euros

Unidad probada: 45.955 euros

Sin embargo, hay que andar con cuidado de no entrar en modo eufórico y recordar que este Golf Alltrack cuenta con sus limitaciones. Pese a contar con esa mayor altura al suelo habrá zonas y zanjas por las que nuestro protagonista no pasará y, en el caso de hacerlo, será golpeando ligeramente la zona inferior de la carrocería. Del mismo modo, los neumáticos equipados tampoco son los más adecuados para circular fuera del asfalto si el terreno se encuentra algo más resbaladizo. Sí, ya te hemos mencionado las bonanzas del sistema 4Motion pero si este estuviera secundado por unas gomas más camperas, las sensaciones cambiarían… y mucho.

Galería: Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Para inconformistas

Una dinámica excepcional alimentada, además, por un motor sobresaliente como es el 2.0 TDI de 184CV que montaba nuestra unidad. Propulsor que al ir asociado obligatoriamente al cambio automático de doble embrague DSG, de seis relaciones, permite al Golf Alltrack ser más aprovechable en cualquier situación. Cuenta con una respuesta viva desde un régimen de vueltas muy bajo, el 80% de los 380 Nm de par están disponibles casi desde las 1.400 rpm y aumentando la contundencia hasta más allá de las 3.000 vueltas.

Galería: Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Puede que muchos no se decidan por él, más aún cuando por 3.580 euros menos tienes el 2.0 TDI 150 CV y por 5.230 euros, el 1.6 TDI de 110 CV. Ambos propulsores son, igualmente, excepcionales, pero, uno, ni están asociados a la caja de cambios DSG, de la que conocemos su rapidez y eficacia, y dos, su respuesta no es tan enérgica como la de nuestro protagonista (sobre todo la del 110 CV). Sin olvidarnos del consumo, el cual en condiciones normales no sobrepasará los 6,3 l/100 km de registro. Por último, para los amantes de la gasolina, también está disponible el 1.8 TSI de 180 CV que sí está asociado al DSG de seis y que cuesta 2.180 euros menos que nuestro protagonista.

Galería: Prueba Volkswagen Golf Alltrack

Si damos el salto y lo comparamos con sus primos, veremos cómo la factura será también superior en el Golf Alltrack a igualdad de motor. En comparación con un Skoda Scout, el Alltrack es 4.050 euros más caro, mientras que con el Seat León Xperience la diferencia asciende hasta los 4.690 euros. Eso sí, a su favor cuenta con un equipamiento de serie algo más amplio, con elementos como los sensores de aparcamiento traseros, los faros de xenón activos, el asistente de precolisión, el freno de estacionamiento eléctrico, los sensores de lluvia y luces, el navegador… y, sobre, todo la calidad y apariencia de un Golf, elementos que siempre significan sinónimo de éxito.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.