Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Volkswagen Golf Variant 1.6 TDI

Prueba: Volkswagen Golf Variant 1.6 TDI

Casi un Bluemotion

30.04.2010

Es la versión que menos consume de la gama familiar. Este motor, con el que Volkswagen ha apostado definitivamente por la pequeña cilindrada después de rescatar y luego eliminar al 1.9 TDI, supone una ligera pérdida de prestaciones pero una clara apuesta en favor del consumo. El 1.6 TDI de 105 cv es, a todo esto, el mismo motor con el que la recién aparecida versión Bluemotion ha batido el récord de consumo con 3,8 litros en la carrocería compacta, así que de momento, y mientras llega la versión Golf Variant ecológica, tendremos que seguir esperando. Nuestras sensaciones generales al volante de este familiar han sido las de un coche de calidad, apto por su comodidad e insonorización para largos viajes y muy ajustado en cuanto a consumo. Sin embargo, falta fuerza en el acelerador en demasiadas ocasiones…

Actualizado

Galería: Prueba Volkswagen Golf Variant 1.6 TDIYa sabíamos que la versión familiar sólo ha recibido algunos retoques estéticos para aproximarlo al Golf VI lo máximo posible. Esto no es un problema muy grande si tampoco nos obsesiona ir a la última, pero sin duda cuesta trabajo asumirlo si observamos el precio final a pagar. En el apartado estético se han intentado aplicar las líneas de diseño de la presente gama con una parilla rediseñada, nuevos grupos ópticos y un paragolpes de nueva factura. En la zaga el único cambio importante se centra en los pilotos. El interior presenta prácticamente el mismo aspecto que el resto de la familia de 3 y 5 puertas, destacando su maletero con una capacidad máxima de más de 1.500 litros que, junto con los 23 centímetros más de longitud total, es la verdadera seña de identidad de este vehículo.

Motor

Galería: Prueba Volkswagen Golf Variant 1.6 TDIEl 1.6 TDI de 105 tiene varios aspectos positivos y negativos, me atrevería a decir que repartidos mitad y mitad. Por un lado, la implementación definitiva del common-rail ha conseguido no sólo bajar el consumo radicalmente, sino también eliminar casi todos los defectos de vibraciones y molestos ruidos – principalmente en frío - del rudo 1.9 TDI. En el polo opuesto, nos encontramos con un motor que circula muy bien una vez lanzado pero al que le falta algo de carácter para salidas rápidas y aceleraciones en adelantamientos. Debido a este punto, el 1.6 TDI no da tanta confianza ni diversión al conductor ya que el empuje es bastante débil si dejamos caer la aguja por debajo de las 2.000 vueltas.

El consumo mixto que declara la ficha técnica es de 4,5 litros que realmente han sido 5,4 en nuestra conducción habitual y según nuestro ordenador de a bordo. Esto quiere decir que, en el caso de la llegada de una versión Bluemotion, el consumo real de este coche podría quedar por debajo de los cinco litros, y ahí ya estamos hablando de palabras mayores siempre que el ahorro sea una preocupación máxima por parte del cliente. Para compararlo brevemente, un Focus Sportbreak de 90 cv puede consumir lo mismo, pero la potencia es 15 cv inferior. Un Peugeot 308 SW, con motor 1.6 HDi también de 90 cv consume casi medio litro más con menos potencia. Eso sí, la diferencia de precio (que es de unos 5.000 y 3.000 euros respectivamente) difícilmente se amortizará por muchos kilómetros que se hagan.

Galería: Prueba Volkswagen Golf Variant 1.6 TDIY es que el consumo a veces no lo es todo. El Golf Variant con este motor (el menos potente de la gama diesel), viene asociado obligatoriamente a un cambio de marchas de cinco relaciones en el que no todas responden de una forma satisfactoria debido a la falta de fuerza cuando cae la aguja del cuentavueltas. Aunque la ficha técnica declara un par motor de 250 Nm a partir de 1.500 vueltas, no es hasta las 2.000 cuando podremos sentir el empuje real del coche, que por cierto es bueno y enérgico una vez llegado. Con este motor y cambio manual, se nota claramente que hay que realizar más cambios de marcha para mantener una velocidad constante en pendientes o realizar adelantamientos de forma segura en calzadas de doble sentido.

Todavía no hemos probado este motor combinado con el opcional DSG de 7 velocidades (25.090 euros), pero casi seguro que es capaz de disimular tanto vaivén de marchas y sobre todo hacerlo mucho más rápido desde parado. Sin embargo, la broma supone desembolsar una diferencia de más de 2.500 euros por él y asumir prácticamente medio litro de consumo extra. Igual tampoco merece tanto la pena…

En marcha

El principal problema de estas carrocerías, si no se retoca el sistema de suspensiones, es que provocan demasiados balanceos de la carrocería y “extraños” frecuentes en manos del conductor, sobre todo al realizar cambios de apoyo bruscos. En el caso del Golf Variant, donde debemos controlar un voladizo trasero 23 centímetros mayor, la cosa pasa desapercibida debido al clásico tarado de la suspensión en Volkswagen, calibrada en el punto intermedio entre comodidad y firmeza. Y es que, precisamente, es el equilibrio lo que mejor define a este coche, ya que no obtiene matrícula de honor en nada pero a la vez podría llevarse la mejor nota media con respecto a sus rivales.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Volkswagen Golf Variant
Motor   1.6 TDI 105 cv
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   4534 / 1781 / 1504
Distancia entre ejes  (mm)   2.578
Diámetro de giro (m)    
Peso (kg)   1445
Volumen del maletero (l)   505 - 1545
Neumáticos   205/55 R16
Motor    
Cilindrada (cc)   1.598 / 4 en línea
Potencia (cv)   105
Par máximo (Nm/rpm)   250 / 1.500 - 2.500
Tracción   Delantera
Transmisión   Manual, 5 velocidades
Consumo    
Combustible   Gasolina
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   5,7 / 3,9 / 4,5
Emisiones CO2 (gr/km)   119
Consumo durante test (l/100km)   5,4
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   11,9
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª    
Capacidad depósito (l)   55
Velocidad máxima   190
Precio (sin extras)    
Euros   49.970
Equipamiento extra   Pintura metalizada (290 euros)
 
Más datos
Menos datos
 

Vamos por partes. Siempre que no hablemos de conducción extrema, el paso por curva es sencillo debido a que el tacto de la dirección (inconfundible y característico en Volkswagen) asegura un guiado muy sencillo, directo y poco exigente con el conductor. Es de esos que gustan tanto a principiantes como a los conductores con un nivel más avanzado ya que permite realizar cambios de apoyo rápidos sin apenas dificultad. En carretera, el aislamiento acústico es una de las cosas que más sobresalen en el coche y es determinante en la percepción general de calidad una vez en marcha. El aislamiento de la suspensión también es exquisito y ofrece una alta comodidad ante irregularidades, guardias tumbados o incluso caminos de arena en mal estado. Los asientos, que sujetan bien ya desde los equipamientos más básicos, también contribuyen de forma decisiva en este sentido.

Las prestaciones del Golf Variant no son nada espectaculares (acelera en casi 12 segundos con una velocidad máxima de 190 km/h) pero son más que aceptables para la potencia que tiene. Por cierto, y antes de pasar a otra cosa, no debemos olvidarnos de la buena posición de conducción y de la gran visibilidad siempre que no vayamos cargados de bultos hasta el techo. Lo único que añadiríamos sería un sensor de parking (en el equipamiento extra, aunque sea) que nos permita ir más seguros en maniobras de aparcamiento. Aunque no sea especialmente largo, a este modelo le hace falta en todas sus versiones y niveles de equipamiento.  

Galería: Prueba Volkswagen Golf Variant 1.6 TDIEspacio y capacidad de carga

Donde no encontraremos pegas en absoluto es en la funcionalidad de este familiar. Sus más de 500 litros de maletero (son exactamente 520 si contamos el doble fondo) se pueden aprovechar casi al cien por cien debido a que la superficie que dejan los asientos traseros al abatirse es totalmente plana y a que la boca de carga no cuenta con ningún obstáculo para introducir un bulto muy pesado. Simplemente hay que apoyarlo en el borde y empujarlo hasta el fondo.

De serie se incluye en el equipamiento el cubremaletero desmontable, el cual deberíamos llevar siempre instalado puesto que no se puede guardar en ningún sitio. También es sobresaliente la capacidad y la facilidad para organizar la carga gracias a los ganchos en los laterales y a un separador especial que deja compartimentos diferentes para distribuir elementos por el maletero. En total, el espacio de carga tiene tres alturas: la principal, que es la que se queda a la misma altura de los asientos al abatirse, la secundaria, muy estrecha pero útil para evitar que se queden cosas a la vista, y el espacio para la rueda de repuesto (que en nuestra unidad era del mismo tamaño que las otras cuatro).

Equipamiento

Galería: Prueba Volkswagen Golf Variant 1.6 TDIPor el precio que tiene, la terminación Advance ofrece un equipamiento algo justo de serie: seis airbags, ESP, barras en el techo, aire acondicionado, llantas de aleación de 16 pulgadas y faros antiniebla. Lamentablemente, todas las opciones de equipamiento interesantes que fueron añadidas tras el último “restyling” del Golf se quedan fuera de la lista de extras con el acabado Advance. En este sentido, nos quedaremos con las ganas si queremos añadir iluminación adaptativa con xenón, cámara de visión trasera, sensores de luz y lluvia o el Park Assist. De esta forma, todo se queda en el apartado de opcionales para el modelo Sport, que ya dispara el precio inicial hasta pasados los 24.000 euros. Tan sólo la pintura metalizada (240 euros) y un paquete llamado CO2 Neutral a través del cual, previo pago de 130 euros, se plantarán nueve árboles para compensar las emisiones de dióxido de carbono.

Resumen

Como hemos dicho anteriormente, este modelo podría obtener la mejor calificación media sin obtener matrícula de honor en nada.  Es un modelo en el que queda patente la calidad de fabricación, pero al que le falta carácter para convencer en el momento en el que seamos medianamente exigentes. Su capacidad de carga es sobresaliente y su consumo bastante bajo, ¡y eso que no es un Bluemotion… pero casi!. Quizá un precio más próximo a la competencia y más equipamiento opcional en las versiones de acceso podrían ayudar a ganar enteros.

Galería: Prueba Volkswagen Golf Variant 1.6 TDI

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.