Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI Bluemotion

Prueba: Volkswagen Passat 2.0 TDI Bluemotion

Antes del cambio

03.09.2009

Primero fue el 1.9 TDI de 105, después el 2.0 TDI de 110. A finales de este año, Volkswagen dará otra importante vuelta de tuerca a sus modelos Bluemotion, haciendo borrón y cuenta nueva en el caso del Passat y estrenando el motor 1.6 TDI que llegará para batir todo un récord de bajo consumo, 4,4 litros. Hasta entonces, el modelo Bluemotion en el mercado es un dos litros de 110 cv eficiente y bien acabado, aunque algo limitado de equipamiento. ¿Buscan eficiencia, prestaciones o las dos cosas?...

Volkswagen está a punto de renovar los modelos Bluemotion para el Polo, el Golf y el Passat en el Salón de Frankfurt 2010 y pulverizar así todos los récords que hasta ahora se han establecido en cuanto a bajo consumo.  En el mayor de estos modelos, la tercera generación promete un consumo homologado de 4,4 litros, algo que a partir de aquí será muy difícil mejorar. Pero antes de que lleguen al mercado estas versiones (previstas para otoño) y tras comprobar las virtudes de la primera generación (más…) nos hemos subido al modelo que a fecha de hoy se vende en los concesionarios: el Passat berlina con motor 2.0 TDI 110 cv, un coche con una atractiva sencillez y cuyo ordenador de a bordo nos ha sorprendido igualmente al finalizar la prueba.

Cuestiones técnicas

Galería: Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI Bluemotion En Alemania ya se preparan para la llegada de la versión Bluemotion 1.6 TDI con 105 cv en el Golf y en el Passat. La razón de sustituir el 2.0 TDI de esta prueba es que no son pocos los que desconfiaban de que una mecánica preparada para dar 140 o 170 cv se redujera hasta 110 cv en un “peso pesado” como el Passat. Pero si tenemos en cuenta que antes de llegar al dos litros se inició la andadura Bluemotion con un 1.9 TDI de 105 cv, la cosa parece dejar en evidencia que en Volkswagen no saben por dónde tirar. ¿Buscar bajo consumo a toda costa o realizar un coche redondo y a la vez eficiente?. De momento parece que en el futuro Volkswagen se decantará por las pequeñas cilindradas, aunque vaya en detrimento de las prestaciones.

Prestaciones

En la prueba que ya realizamos de la primera generación del Passat Bluemotion Variant (más…) vimos cómo afectaban las medidas aerodinámicas para conseguir un mejor dato en velocidad punta y mejorar el confort acústico (esto último debido a los neumáticos de baja resistencia que soportan una mayor presión de inflado). Todas aquellas características se aplican en esta segunda generación, y si a todas ellas le sumamos que el motor 2.0 permite ir un poco más desahogado en carretera, la sensación de calidad en la conducción se palpa fácilmente.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Volkswagen Passat
Motor   Bluemotion
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   4765 / 1820 / 1472
Distancia entre ejes  (mm)   2710
Diámetro de giro (m)   11,4
Peso (kg)   1418
Volumen del maletero (l)   485
Neumáticos   205/55 R 16 H
Motor    
Cilindrada (cc)   1968 / 4 en línea
Potencia (cv)   110
Par máximo (Nm/rpm)   250 / 1750
Tracción   Delantera
Transmisión   Manual, 5 velocidades
Consumo    
Combustible   Gasóleo
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   6,7 / 4,2 / 5,1
Emisiones CO2 (gr/km)   134
Consumo durante test (l/100km)   5,3
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   11,7
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª    
Capacidad depósito (l)   70
Velocidad máxima   196
Precio (sin extras)    
Euros   25.655
Equipamiento extra   Pack Family (490 euros)
 
Más datos
Menos datos
 

Esta versión pesa 1418 kilos (es decir, casi 100 menos que la versión normal). Además, como no puede equipar ciertos elementos, el Bluemotion será siempre el más ligero de la gama. Esto le permite alcanzar un poco más de velocidad punta y –lo más importante- consumir algo menos. De esta forma, la ficha técnica promete que el Bluemotion alcanza los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 en 11,7 segundos y sacando de su common-rail poco más de 5 litros cada cien kilómetros (en ciclo mixto).

Más refinado

Galería: Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI Bluemotion La principal diferencia que hemos notado con respecto al motor 1.9 TDI es lógicamente un mejor desahogo de las marchas en carretera y un refinamiento lógico por haber dicho adiós al bomba-inyector. Se aprecia en parado por tener menos vibraciones y en carretera por tener menor ruido ya que circula a menos revoluciones. Aunque utiliza una caja de cambio de cinco desarrollos para contribuir a la reducción de peso, el motor puede circular ligero hasta el límite de las velocidades legales (a 130 km/h no supera las 3.000 vueltas). Aunque pueda interpretarse como un modelo “capado”, lo cierto es que su efectividad hasta 4.500 vueltas sorprende. Los 110 cv parecen más en algunos momentos, como por ejemplo en un adelantamiento por vías de doble sentido o en una incorporación rápida.

Uno de los trayectos que hemos podido realizar con él durante 220 km por autovía sólo ha supuesto 4,9 litros de consumo. La media de velocidad fue de 119 km/h y se utilizó el control de velocidad en la mayoría del recorrido. Por cierto, otra diferencia con respecto al motor anterior es que ahora sí puede mantener fielmente la velocidad en pendientes pronunciadas. Al terminar la prueba, donde ya se combinó carretera y ciudada, el consumo medio fue de 5,3 litros.

Galería: Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI Bluemotion Interior y maletero

Que nadie pida maravillas, porque dentro de un Bluemotion no las hay. El equipamiento es prácticamente cerrado y los lujos se han quedado fuera. Es un coche austero, sencillo, pero bien acabado, en el que los materiales parecen resistentes en casi todas partes.  Además, esconde ciertos detalles de buen gusto como la guantera refrigerada, la rueda de repuesto de tamaño normal o el gran maletero con huecos a los lados. Eso sí, se olvida de incluir una red para dividir la carga o argollas para anclar alguna bolsa.

El puesto del piloto incluye regulaciones eléctricas sólo para el respaldo y volante multifunción. Se echa de menos nada más subir a él un sensor de parking, ya que sus medidas lo requieren. El sistema de audio que equipa es el mismo que el grupo Volkswagen monta en otras marcas como Skoda, concretamente en el Superb (más…).  Viene con ocho altavoces y entrada auxiliar para un dispositivo MP3. Bluetooth, navegador y cargardores de cds deberán instalarse por cuenta del cliente, a menos que el propio concesionario las incluya como accesorios.

Sus secretos

Comprar un Passat Bluemotion es, en definitiva, comprar un Edition Plus mejorado. Todo el equipamiento de aquel se incluye en éste, añadiendo los neumáticos de baja resistencia (con medidas 205/55 R 16 91H que soportan una mayor presión de inflado), las mejoras aerodinámicas en la parrilla y en los bajos del vehículo (totalmente cubiertos por un carenado), y en la altura de la carroceria rebajada (según Volkswagen 15 mm en el eje delantero y 8 mm en el trasero). Por descontado, hay también un logotipo BlueMotion en la parrilla y otro en la parte trasera.

Galería: Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI Bluemotion Equipamiento y precios

Por muy “verde” que sea - y como ocurría en la versión 1.9 TDI -, el Bluemotion 2.0 TDI tampoco estará exento del impuesto de matriculación, ya que sus 134 gramos de CO2 por kilómetro le obligan a asumir un 4,75% más sobre los 25.665 euros que ya cuesta. En la próxima generación, sin embargo, por fin se conseguirá bajar hasta los 114 gramos y no habrá que asumir el coste del impuesto.

En lo que respecta al equipamiento, y al margen de las medidas aerodinámicas, el Passat tiene un equipamiento bastante cerrado, ya que muchos de los elementos disponibles en el resto de la gama no pueden incorporarse por cuestión de pesos. Las opciones que quedan a elección del cliente son un paquete que, por menos de 500 euros, incluye red de carga en el maletero, airbags laterales traseros y dos asientos para niños en las plazas posteriores.

Resumen

El Passat Bluemotion no es un coche barato y tampoco se libra del impuesto de matriculación, así que el ahorro de combustible no debe ser la única razón para comprarlo. Sobre la decisión final deben pesar también las cuestiones de espacio, de confort y de calidad de conducción para largos viajes. Sólo con viajes habituales de larga distancia podremos comprobar que su autonomía es realmente espectacular mientras amortizamos la diferencia de precio con alguno de sus rivales.

Si quieres conocer más detalles o dar tu opinión sobre este artículo, escríbenos a redaccion@autoscout24.com

Galería: Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI Bluemotion

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.