Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Volvo V40 D4 R-Design

Prueba: Volvo V40 D4 R-Design

La otra cara de Volvo

29.08.2013

Volvo supone que todos sus conductores son personas prudentes y buscan la seguridad al volante en todo momento. Sin embargo, la marca sueca también tiene algunos proyectos ambiciosos comprometidos con la velocidad y las emociones fuertes. Además de un motor turbo de grandes capacidades, el fabricante ofrece en el V40 algunos ajustes específicos bajo el sello R-Design. Es la otra cara de Volvo y hemos podido probarla..

Lo hemos dicho muchas veces pero no nos cansamos de repetirlo: con el V40, Volvo ha hecho por fin un modelo realmente emocionante. Más allá del concepto de seguridad que siempre va ligado a la marca nórdica, este compacto ofrece desde su acabado más básico unas líneas perfectamente armoniosas y expresivas. Además, en nuestro caso, el maquillaje del sello R-Design resulta especialmente atractivo gracias a una pintura Rebel Blue específica y unas llantas de 18 pulgadas Ixion II Boring con las que el sueco atraerá muchas más miradas.

Diseño como prioridad absoluta

Galería: Prueba Volvo V40 D4 R-DesignSuele pasar que, cuando un fabricante da prioridad absoluta al diseño, algunos apartados a nivel confort queden automáticamente comprometidos. Con el Volvo V40 ocurre algo así, ya que dentro de sus 4,37 metros de largo, este compacto no ofrece demasiada amplitud en la parte trasera. Además, el acento coupé en los pilares C también restringe la visibilidad desde el habitáculo y, para los conductores más clásicos, el tren de rodaje configurado de serie resultará demasiado deportivo y duro. Para otros, sin embargo, esto no deja de ser una gran ventaja, ya que este tipo de chasis da mucha más confianza a la hora de enlazar curvas.

Si, además, combinamos un chasis de estas características con el excelente motor del V40 D4 el resultado es óptimo. El diesel de cinco cilindros de dos litros es aparentemente un bloque con un comportamiento tranquilo pero muy contundente al mismo tiempo, sobre todo gracias a los 400 Nm de par motor efectivos entre 1.750 y 2.750 vueltas que hacen de cada maniobra de adelantamiento un coser y cantar literal. La aceleración estándar de este modelo no lleva más de 8,3 segundos. El motor está acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades con la que este diesel puede poner su límite de velocidad en 215 km/h.

Un corredor de fondo

Galería: Prueba Volvo V40 D4 R-DesignDespués de largos viajes por autopista, nuestro sistema de arranque y parada automáticos no hacen ninguna contribución significativa al ahorro de combustible. Volvo ha cifrado en 5.2 el consumo oficial en autopista aunque, según nuestra experiencia, a una velocidad legal es casi imposible bajar de 6.5 litros. Si pisamos el acelerador, es fácil que la media suba hasta los siete u ocho litros fácilmente.

A pesar de que no es el mejor modelo para presumir de consumo, el V40 es un planeador maravillosamente agradable. Primero porque el ruido interior es mínimo y después, porque los asientos deportivos R-Design son bastante agradables. El espacio para el conductor y pasajero es bastante generoso y gracias a equipamientos como el control de crucero adaptativo con control de distancia por radar no se pone ninguna dificultad para devorar kilómetros.

Equipamiento de seguridad caro

Galería: Prueba Volvo V40 D4 R-DesignCierto es que el control de crucero adaptativo es parte de un paquete de seguridad bastante caro en la lista de equipamientos del V40. Cuesta cerca de 2.000 euros e incluye otros equipamientos como el control de alerta para el conductor, el reconocimiento de señales, alarma por cambio involuntario de carril y la famosa detección de peatones con frenada de emergencia.

El  V40 todavía puede llegar a sumar una gran variedad de complementos, pero Volvo incluye un amplio equipamiento incluso desde su modelo más pequeño de la gama. La versión básica con los 114 cv de gasolina D2 cuesta más de 23.000 euros. La opción D4 en el nivel de equipamiento R-Design está disponible desde € 31.310 euros, a los que tendríamos que sumar al menos 5.000 euros si queremos equipar las últimas tecnologías de la marca. Así es. La excelencia sueca exige, incluso en el segmento de los compactos, una cuenta corriente bastante saneada.

Conclusión

Volvo ha conseguido que el V40 sea en sí mismo un estilo de vida emocional que puede ofrecer más de lo habitual en el segmento de los compactos, eso sí, con una exigencia económica bastante elevada. Esto se explica por la gran calidad de su construcción y, especialmente, por sus ejemplares características de seguridad.

Teniendo en cuenta las opciones de equipamiento, es lógico que si usted elige el potente D4 diesel quiera completarlo con algunos extras deportivos. El factor de diversión, entonces, también alcanzar un nivel superior.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.