Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Especial El mejor seguro para mi coche

Especial: El mejor seguro para mi coche

Cómo conseguir la mejor póliza

21.10.2014

Los comparadores de seguros se están haciendo muy famosos al alzarse como una herramienta útil para los conductores ya que les ayudan a elegir entre las diferentes compañías que nos cubren en caso de accidente pero, ¿realmente sabemos lo que estamos buscando? Nos referimos al tipo de seguro acorde a lo que tu coche, si lo compartes con tu pareja, si llevas niños, si es nuevo o tiene más de 10 años... Toma nota porque al final de año te puedes ahorrar hasta 200 euros o pagar 200 euros más para estar totalmente protegido.

Puede ser un acierto quedarte como estás o un error; lo mínimo que debes hacer es dedicar unos minutos a estudiar tu caso y echar números. Nos referimos al seguro (o seguros) de tu turismo (o turismos), puesto que quizá estás pagando por una cosa que no se ajusta a la realidad, tanto positivamente hablando (te ahorras dinero) como negativamente (necesitarás desembolsar más euros para estar totalmente cubierto).

Lo primero de todo es saber qué tipo de póliza tienes. ¿Un todo riesgo? ¿Un todo riesgo plus? ¿A terceros básico? ¿A terceros con lunas? ¿Y con robo e incendio? Si lo desconoces, echa mano al último recibo del pago del mismo, ya que en él se especifica la modalidad por la que pagas. Esta cuota, no olvides, la puedes fraccionar en dos y hasta tres cobros para que sea más llevadero (consúltalo con la compañía, puesto que no suele haber recargos al respecto). Con las promociones vigentes fruto de la guerra que hay por captar clientes, puedes consultar un precio en otra empresa y acudir con ese presupuesto a la tuya, para que consigas algún regalo (nosotros hemos conseguido que nos regalen un pequeño navegador TomTom) o te descuenten un tanto por ciento el próximo año.

Que no te engañen

Una vez que sepas qué seguro tienes contratado, toca estudiar tu vehículo. En el caso de que sea nuevo (consideremos hasta cuatro años), es recomendable optar por un todo riesgo sin franquicia ya que el valor venal del coche es muy alto, incluso si se trata de cochecillos pequeños o muy asequibles (al estilo de un Dacia Sandero básico). Pasado ese tiempo, es preferible decantarse por modificar el contrato y añadir franquicia, de unos 200 euros, para que cada año pagues menos (debes ser consciente que cualquier reparación que se haga debes abonar 200 euros y el resto se hace cargo la aseguradora). A partir de los 10 años, cuando el valor residual es como si se tratara de un PIVE (unos 2.000 euros), ha llegado la hora de ponerlo a terceros ampliado con lunas, robo e incendio, puesto que incluso un golpe en ciudad puede considerarse hasta siniestro. Esta evolución genérica es perfecta para urbanos, utilitarios, todocaminos medios o pequeñas berlinas, pero debes valorar si tu coche forma parte del top ten de los más deseados por los cacos (por lo que siempre es mejor un todo riesgo) o si, por ejemplo, duerme en la calle y de vez en cuando hay vándalos u otros conductores que aparcan de oídas y dejan marcas en los paragolpes (a todo riesgo mejor para dar partes y pintar sin coste alguno).

Ahora bien, si tu automóvil es de gama alta o muy alta, no bajes nunca del todo riesgo. Asimismo, la compañía te ofrecerá localizadores GPS que, en caso de robo, sirven para posicionarlo en el mapa.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.