Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Reportaje: Conductores

Reportaje: Conductores

Consejos para conducir una furgoneta

18.10.2016

Límites de velocidad específicos, mayores dimensiones y pesos, menor visibilidad o realizar las maniobras con más antelación son algunos consejos para conducir furgonetas con seguridad que te traemos con la ayuda de Sixt.

Ponte en situación. Estás esperando para mudarte y tu presupuesto no te llega para pagar a una empresa privada. La solución, o pedir ayuda a tus amigos y familiares cercanos para que te dejen sus coches y no tengas que ‘pasearte’ cientos de veces, o armarte de paciencia y realizar una procesión con tu vehículo, cargándolo hasta arriba, reduciendo tu seguridad y acabando agotado.

Sin embargo, también existe una tercera vía: alquilar una furgoneta, bien por horas o durante todo el día. Si tienes pocas cosas, con una pequeña o mediana te valdría pero si vas a mover la misma cantidad de mueves que se exponen en el Palacio Real, lo más aconsejable es que te decantes por una de grandes dimensiones.

Aunque las grandes furgonetas han evolucionado mucho en los últimos años y su conducción es cada vez más parecida a la de un turismo, todavía tienen sus peculiaridades dadas sus mayores dimensiones y peso. Por eso, si eres un novato en esto de coger una ‘furgo’ y te ves en dicha situación, con la ayuda de Sixt, la compañía Premium de servicios de alquiler, te traemos una serie de consejos muy útiles:

Permiso de conducción apropiado. El carné de coche B autoriza a conducir furgones y furgonetas con un peso máximo autorizado hasta 3.500 kilos. A partir de ese peso necesitamos el carné C1 (de 3.500 a 7.500 kilos de peso máximo autorizado).

Límites de velocidad. Los furgones y furgonetas cuentan con limitaciones de velocidad inferiores a las de los turismos. Para ambos casos en vías urbanas la velocidad máxima es de 50 km/h, pero al salir a carretera encontramos diferencias. Las furgonetas ligeras o derivados de turismos deben circular a un máximo de 80 km/h de velocidad en vías no urbanas sin arcén o con un arcén menor de 1,5 metros de ancho, mientras que las furgonetas o furgones deben hacerlo a un máximo de 70 km/h. En vías con un arcén de al menos 1,5 metros de anchura esta velocidad se eleva a 90 y 80 km/h respectivamente. En autovías y autopistas las furgonetas y furgones tienen una limitación de 90 km/h y las furgonetas ligeras y derivados de turismos de 100 km/h.

Distancia de seguridad. Se trata de vehículos más pesados y que generalmente circulan con carga, lo que reduce su capacidad de frenado. Por tanto es necesario respetar, e incluso aumentar, la distancia de seguridad y tener en cuenta las diferentes variables que puedan reducir el agarre, como la lluvia, el frío o suciedad sobre el asfalto.

Adelantamientos. El peso, el volumen y muchas veces un propulsor con escasa potencia hacen que los adelantamientos resulten más difíciles. Debemos ampliar la distancia libre además de conocer bien el comportamiento del motor y su capacidad de aceleración antes de realizar esta maniobra.

Dimensiones. Son vehículos más voluminosos, algo a tener en cuenta en todo momento, no sólo en las maniobras. También debemos ser conscientes de su mayor anchura a la hora de centrarnos en el carril y no invadir el arcén o el carril contrario, además de ser muy conscientes en todo momento de la altura que tiene el vehículo, ya que podemos provocar una situación de peligro en pasos de baja altura o entradas de aparcamientos.

Visibilidad. Tanto si es de pasajeros como de carga la visibilidad es inferior a la de un turismo, pero en el segundo de los casos se reduce drásticamente al carecer de retrovisor interior. Es muy importante prestar atención constante a los retrovisores exteriores para no provocar posibles situaciones de peligro con el resto de ocupantes de la vía.

Peso. Debemos ser conscientes del peso máximo autorizado del vehículo para no sobrepasarlo. Además, nuestra conducción debe adaptarse, lo que implica realizar todos los movimientos con mayor antelación para lograr una mayor fluidez y suavidad, evitando las fuertes aceleraciones o frenadas y movimientos bruscos del volante.

Distribución y sujeción de la carga. Los objetos más pesados deben situarse en la parte más baja del espacio de carga y entre los dos ejes para influir menos en el comportamiento dinámico del vehículo. Además la sujeción debe ser firme para que no se muevan durante la marcha provocando inestabilidad en el vehículo o que se proyecten en caso de accidente.

Otras consideraciones. Los furgones y furgonetas son más sensibles al viento lateral, además sus neumáticos y sistemas de suspensión y amortiguación no están pensados para lograr altas prestaciones, sino para soportar el duro trabajo al que van a ser sometidos. Por tanto no es recomendable en ningún caso realizar una conducción agresiva, incluso con el vehículo sin carga.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.