Consejos RACE
Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Reportaje: Consejos RACE

Reportaje: Consejos RACE

Consejos para conducir por ciudad

29.07.2016

Ir y volver del trabajo, hacer la compra, recoger a los niños, quedar con los amigos… A diario cogemos muchas veces el coche para movernos por la ciudad. Pero precisamente en ese constante ir y venir con el vehículo nos olvidamos en muchas ocasiones de lo esencial: la seguridad vial.

La falta de tiempo, el estrés y las prisas de nuestro día a día lo trasladamos también al coche. Y en la ciudad no estamos solos: ciclistas, peatones y motoristas  conviven con nosotros en cada  trayecto que realizamos en coche. Nuestra seguridad al volante del vehículo dependerá de nuestra manera de conducir y de afrontar todas las situaciones con  las que lidiamos a bordo de nuestro vehículo por ciudad. Eso sin mencionar el ahorro en combustible que conseguiremos si practicamos una conducción más tranquila y eficiente. Y siempre, nunca hay que olvidarlo, con la seguridad que nos da el hecho de que todos los ocupantes del vehículo van con el cinturón de seguridad abrochado, los niños sentados en su sistema de retención adecuado y sin usar el teléfono móvil mientras conducimos.

Consejos para conducir por la ciudad más seguros

Aparca el estrés. Las preocupaciones del día no deben de acompañarnos cuando nos ponemos a los mandos del coche. Los nervios juegan malas pasadas, y entre frenazos y acelerones lo único que conseguiremos es que nuestro coche sufra, gastaremos más gasolina y, lo que es peor, podremos provocar un accidente. A veces escuchar música es un buen remedio para aparcar el estrés.

La primera marcha, simbólica. Nada más poner en marcha el coche, pondremos la primera marcha pero solo para salir. La utilizaremos el mínimo tiempo posible. Cambiaremos a segunda y en seguida a tercera si nuestra velocidad por la ciudad nos lo permite. Las marchas largas son las que más ahorrarán combustible.

Velocidad constante. Evita los frenazos y acelerones, así como los cambios de marcha innecesarios. A la hora de desacelerar, cuando llegas a un semáforo, por ejemplo, levanta el pie del acelerador y deja rodar el vehículo con una marcha metida. Frena siempre de manera suave. Tu coche lo agradecerá.

Mirar al frente en el tráfico. Durante el trayecto por la ciudad debemos anticiparnos al tráfico. Es la manera de conseguir reducir frenazos bruscos que podría provocar un golpe con el de delante o que el coche de detrás se choque con nosotros. Saber cómo se mueve el tráfico y cuáles son las maniobras que va a realizar el coche que llevamos delante es primordial.

Vigila la distancia de seguridad. Los frenazos bruscos en ciudad están a la orden del día y si no mantenemos la adecuada distancia de seguridad es probable que acabemos haciendo un parte del seguro. Chocar con el coche que va delante es evitable la mayoría de las veces.

Afrontar las rotondas. Recuerda que al entrar en una rotonda, los que están circulando por ella tienen preferencia sobre los que se incorporan, a pesar de que vengan por la derecha. Sitúate en el carril adecuado, sobre todo a la hora de abandonar la rotonda –hay que hacerlo por el  carril de la derecha-, para que no tengas que realizar maniobras peligrosas.

Cuidado con las obras en la ciudad. Las ciudades están llenas de trampas para los conductores. Obras que aparecen y desaparecen de un día a otro, objetos en la calzada, una mala señalización, socavones que nunca se arreglan… Tienes que contar con ello siempre que circules con el coche por la urbe. Es inevitable, así que, conducir tranquilo y con paciencia será tu mejor arma.

Respeta los pasos de cebra. En la ciudad convivimos todos, y no sólo los coches. Los pasos de cebra son el único modo que tienen los peatones de cruzar la calzada de la manera más segura cuando la calle no está regulada por semáforos. Cuando un coche se salta un paso de cebra, no solo está invadiendo de manera intrusiva el espacio reservado al peatón, también, y mucho más grave, está poniendo en peligro su vida.  

No te olvides de los intermitentes. Al circular por ciudad, el intermitente del coche es uno de los elementos que debemos utilizar con mayor asiduidad. Cada cambio de carril, al girar, al aparcar… debe de indicarse convenientemente. Cuanta más información reciba el coche que nos precede, mayor será la seguridad en el tráfico.

Pon en práctica estos consejos en nuestros cursos de conducción de RACE. ¡Entra y descúbrelos!

Enlaces relacionados

Si conduces por ciudad con moto te interesan estos consejos

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Garantía Sellada

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.