Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Test breve Alfa Romeo 159 2008

Test breve: Alfa Romeo 159 2008

Precisaba algunos cuidados

19.06.2008

El Alfa Romeo 159 ya lleva más de dos años en el mercado. Tras el lanzamiento del sedán a finales de 2005, la serie se amplió sucesivamente con las versiones Sportwagon, Brera y Spider convirtiéndose en una pequeña familia. Los cuatro miembros han sido mejorados en más de un detalle para el modelo 2008. Las modificaciones son discretas, por lo que no se puede hablar de un cambio de imagen en Alfa.

De todos modos, un cambio de imagen en sentido literal no sería en absoluto necesario para el 159, ya que esta obra de arte italiana del diseño es una de las más bellas que se puede conducir en la gama media. Los faros de triple óptica siguen siendo los más sugerentes en el mundo del automóvil. Así pues: ¡Ni se les ocurra poner un dedo sobre la carrocería, querido equipo Alfa!

No obstante, en el 159 existe sin duda potencial de mejora. Entre otros, el peso de los vehículos de esta serie fue objeto de abundantes críticas. Alfa ha reaccionado ante las mismas usando aluminio ligero en lugar de acero en numerosos componentes para el chasis. Asimismo, también pesa menos el nuevo sistema de frenos delantero de Brembo con pinza fija de aluminio de cuatro émbolos. En las versiones sedán y Sportwagon, el ahorro total es de 45 kilos; tanto el Spider como el Brera han "adelgazado" unos 25 kilos. Por otra parte, la capacidad de carga ha aumentado. En el caso del 159, en 30 kilos, alcanzando así los 475 kilos.

Tracción con nuevo control

Galería: Test breve Alfa Romeo 159 2008Se puede seguir rebajando peso si se renuncia a la tracción a las cuatro ruedas Q4 en el 159. Hasta la fecha se disponía del tope de gama con motor V6 de 3,2 litros y 260 CV exclusivamente con esta versión de accionamiento. Ahora, Alfa suministra de serie todos los modelos 159 con el diferencial de bloqueo electrónico Q2. Este sistema electrónico de regulación proporciona un mejor impulso y permite renunciar a una tracción a las cuatro ruedas hasta en la versión más potente. Así, el cliente ávido de potencia puede ahorrar considerablemente en el consumo, además de bajar algunos kilos, a la par que sigue disfrutando de una tracción apropiada.

Para el modelo 2008, Alfa también ha mejorado el confort del 159. Observamos una elegante solución de la mano del desbloqueador del maletero incorporado en el logotipo de la marca situado en el portón trasero. Hasta la fecha, el maletero se podía abrir únicamente desde dentro o con el mando a distancia. Ahora, la tapa se abre con tan solo tocarlo levemente. Unas ligeros "toques" en el aire acondicionado y el sistema de navegación, así como una nueva estructura de asientos vienen a completar el acabado del habitáculo interior.

Viva la comodidad

Galería: Test breve Alfa Romeo 159 2008Los nuevos asientos ofrecen ahora una óptima estabilidad lateral. Además, los asientos deportivos en piel del equipamiento TI suponen un culmen de diseño. Por lo demás, el interior llama la atención y rezuma atractivo por diversos motivos. A cambio de un suplemento, los italianos ofrecen todavía una serie de opciones de acabado como el techo corredizo de cristal o una selecta decoración en piel para las puertas y el tablero de instrumentos. Lo que desgraciadamente no ha cambiado es el reducido espacio para la cabeza. La estatura de los pasajeros del sedán 159 no deberá ser superior a 1,90m. Peor todavía, en la parte trasera, incluso personas más bajas tocarán con la cabeza el techo del vehículo. En el caso del Brera, no se debería hablar en realidad de un cuatro puertas.

Más prestaciones por el mismo dinero

Galería: Test breve Alfa Romeo 159 2008Por lo demás, la variedad de la gama del 159 está más estructurada. Las 75 versiones que se podían solicitar hasta la fecha han pasado a ser 45. De este modo desaparece la progresión en el equipamiento básico disponible hasta hace poco. El nuevo equipamiento básico revalorizado se llama ahora Alfa 159. De manera alternativa se pueden pedir las versiones Elegante o TI. Como hasta la fecha, existen tres motores diesel y tres de gasolina con una gama de potencia que oscila entre los 120 y los 260 CV. La garantía ampliada a cuatro años y los intervalos de inspección ampliados a 35.000 kilómetros confieren a su adquisición un mayor atractivo. Por el contrario, el precio no ha variado: el acceso al universo del 159 sigue partiendo de los 26.990 euros.

A pesar de este estancamiento de precios, Alfa ha incrementado el equipamiento del 159. Así pues, la parte trasera ha sido dotada de un tercer reposacabezas, un reposabrazos central, un hueco portaesquís y bolsas en la parte posterior de los asientos delanteros. Igualmente el equipamiento de base incluye aros cromados en las entradas de aire y un asiento de copiloto regulable en altura. Los modelos básicos tanto del Spider como del Brera han sido dotados incluso de climatizador automático, asientos deportivos, cortavientos, sensores de aparcamiento posteriores y tempomat.

En resumen

El Alfa 159 y sus versiones han sido mejorados y dotados de un mayor atractivo con el modelo 2008. Cabe destacar sobre todo la reducción de peso. No obstante, no se trata de una revolución. En cuanto a precios, esta mejora no ha llevado aparejada un cambio.

Galería: Test breve Alfa Romeo 159 2008

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.