Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Viaje al pasado Aston Martin Bulldog

Viaje al pasado: Aston Martin Bulldog

Un lobo solitario

07.11.2011

Esta semana nos subimos a bordo de un coche especial en todos los sentidos. Se trata del primer y único Aston Martin cuyo motor, un V8 5.3 de casi 700 cv de potencia, iba alojado detrás de los dos asientos. El Bulldog, por tanto, merece un apartado exclusivo dentro de los concept-cars producidos por la familia de Gaydon.

Galería: Viaje al pasado Aston Martin BulldogEl autor de este espectacular biplaza con alas de gaviota y faros camuflados bajo el capó es  William Towns, un diseñador especializado en asientos que acabó siendo primer responsable de diseño de Aston Martin y entre cuyos éxitos destaca principalmente el dibujo final del Lagonda, en 1977. Tres años más tarde, en 1980, Towns presentó este espectacular concept biplaza, cuya altura era tan sólo de 1,1 metros, y que podía alcanzar velocidades descomunales para esas fechas, superando incluso los 300 km/h en algunas de las pruebas realizadas en 1979.

Galería: Viaje al pasado Aston Martin BulldogLa intención de los creadores del Bulldog fue ofrecer este automóvil de una forma muy exclusiva, con una previsión inicial de 25 unidades que irían destinadas a los clientes más selectos de la marca. Por motivos que nunca se han llegado a aclarar del todo, la producción de este superdeportivo destinado a superar las cualidades del BMW M1 y del Lamborghini Countach acabó con una sola unidad terminada al cien por cien. Ésta, por cierto, salió de fábrica con el volante a la izquierda y no a la derecha, como podía esperarse de un modelo fabricado en el Reino Unido. Probablemente, la razón es que esta unidad exclusiva fue encargada por un príncipe árabe, el cual pagó alrededor de 110.000 libras por él.

Como equipamientos más sorprendentes hay que recordar los botones de la consola y la palanca de cambio, que fueron rematados en oro macizo, y el circuito de televisión integrado, cuya función principal era ofrecer una vista trasera del vehículo en maniobras de aparcamiento.

Galería: Viaje al pasado Aston Martin BulldogEntre los secretos de este fantástico diseño destacan los cinco faros ocultos en la parte delantera, colocados de forma transversal por la parrilla, y las alas de gaviota, que podían abrirse de forma automática desde el interior del habitáculo. El motor, un V8 5.3 de 700 cv, contaba con dos turbocompresores Garret y una avanzada gestión de la inyección firmada por Bosch, armas que le permitieron firmar aceleraciones inferiores a los cinco segundos.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.